Si has llegado hasta aquí, te doy la bienvenida a este pequeño rincón que he tratado de acomodar en esta inmensidad de la red.

Un lugar en el que -con la intención de construir y aportar desde lo que tengo: apenas un puñado de versos- iré compartiendo rimas, pasos, tropiezos, miradas, vida, alegrías, silencios…

El mundo necesita recuperar la Belleza, dirigir de nuevo a ella la mirada y por ella ser salvado. Así que, aunque aquí no haya más que una pizca: pasen y vean, lean, sientan y compartan.